6 consejos para vivir más zen

Quiere controlar todo es la consigna de nuestra sociedad moderna. Todo debe ser planeado, previsto y todo debe salir según lo planeado. No debemos sorprendernos y recibir malas noticias. Lamentablemente, todo esto nos sume en un estrés infinito. Por eso te comparto 6 consejos para vivir más zen.

1 – Aceptar no controlarlo todo

Estamos tan acostumbrados a querer controlar todo que llegamos a comandar la vida. Sí, sólo queremos la felicidad.

Así que las cosas que no nos gustan, las resistimos, las rechazamos.

Para vivir más zen, es urgente entender que la vida no es un supermercado del que somos clientes. La vida no tiene que darnos una cosa mientras nos ahorra otra.

La vida es como ella, llena de sorpresas: buenas y malas.

No es culpa nuestra, así son las cosas.

Además, la vida no nos pide que queramos controlarlo todo, sino que aceptemos lo que nos pasa. Ser agradecido por las cosas bellas y mostrar coraje por las cosas menos bellas. Ni más ni menos.

¿Y si en lugar de querer controlarlo todo aceptaras dejarte sorprender por la vida?

2 – Deja de querer controlar a los demás

Así como comandamos ciertas experiencias en la vida y no otras, también comandamos ciertos comportamientos y no otros en los demás.

Nos gusta poner a los demás en cajas y nos gusta que se queden ahí.

Sí, no nos gusta que nos sorprendan los demás. Y todavía…

Todos tenemos mil y una caras. Estamos llenos de muchas emociones y sentimientos. De hecho, estamos rebosantes de vida.

¿Por qué quieres canalizar todo esto? ¿Por qué quieres que los demás sean así y no de otra manera?

RECOMENDAMOS:   ¿Cómo liberarse de la tristeza? 5 pasos a seguir

Si quieres vivir más zen, es fundamental que aceptes que los demás son trompos, que cambian de opinión, que son uno y luego el otro.

No estás en la Tierra para comprender a los demás e incluso para juzgarlos. Estás en la Tierra para ser tú, para vivir lo que te toca vivir, tanto los acontecimientos buenos como los menos buenos. A tu alrededor se enviarán determinadas personas, algunas que estarán para apoyarte y otras para sorprenderte.

Acepta ser sorprendido por los demás, acepta no entenderlos. Recuerda, si juzgas a las personas, entonces no tienes tiempo para amarlas.

Ama a los demás por lo que son, no por lo que quieres que sean. Deja de querer controlar todo lo que te rodea. Los demás pueden hacer lo que quieran, no tienen poder sobre ti hasta que tú decidas.

3 – Preferir la imperfección de la acción que soñar

Con demasiada frecuencia, al querer controlarlo todo, nos impedimos realizar nuestros sueños, embarcarnos en proyectos. Por qué ? Porque todo debe ir a la perfección.

Entonces no nos sentimos a la altura, tenemos miedo de no saber y de equivocarnos, y peor aún, tenemos miedo de fallar.

Por eso, en lugar de realizar nuestros sueños, preferimos simplemente soñar con ellos.

¿Se está confundiendo la vida en nuestra cabeza? No. La vida es una acción. Requiere hacer cosas, experimentar, construir e incluso deconstruir.

Estamos aquí para aprender, no para hacerlo bien.

Además, deja de querer controlarlo todo y permítete hacer cosas perfectamente imperfectas.

Vivir más zen es saber arriesgarse con la certeza de que creceremos a partir de todas las experiencias.

4 – Avanzar con curiosidad

Queremos controlarlo todo, a los demás, a la vida, pero también a nosotros mismos.

Sí, nos metemos en cajas y sobre todo no debemos salir de ellas. Así que pasamos nuestros días interpretando papeles.

RECOMENDAMOS:   10 consejos para un día feliz

Sin embargo, la vida y las experiencias que nos trae nos transforman. Lo que éramos ayer no es en absoluto lo que somos hoy y menos lo que seremos mañana.

Todos los días evolucionamos.

Entonces, ¿por qué quieres quedarte en nuestras cajas? ¿Por qué no te permites salir?

Más que querer ser una persona así y no así, por qué no, cada día, descubrir la persona que realmente eres.

Sus necesidades y deseos cambian todos los días.

Los sueños que atesoras hoy no serán los mismos que sueñas mañana. ¡Cambias todos los días!

Así que ve a explorar. Sé curioso acerca de ti mismo. Explora tus gustos, tus necesidades y tus sueños.

5 – No tengas miedo de tener miedo

Querer controlarlo todo puede resultar muy cómodo. De hecho, cuando controlas todo, prestas atención a una cosa: no salir de tu zona de confort. Sí, hacemos todo como lo hacemos todo el tiempo.

De esa manera, no hay necesidad de enfrentar el miedo. Porque el miedo es miedo, es bien conocido.

Sin embargo, el miedo es natural e incluso una emoción que nos mantiene en la vida.

En efecto, cada vez que tenemos miedo es porque la vida nos llega con su movimiento, sus novedades. La vida nos trae una experiencia para que aprendamos y demos lo mejor de nosotros mismos.

Además, al escapar demasiado del miedo, ya no dejamos que la corriente de la vida fluya a través de nosotros. Nos estancamos, vegetamos en nuestro rincón y es nuestra alegría de vivir la que va muriendo poco a poco.

6 – Decidir jugar con la vida en lugar de querer controlarlo todo

¿Qué pasaría si le dieras la bienvenida a la vida tal como es cada mañana cuando te despiertas? ¿Qué pasaría si te levantaras y decidieras aceptar todo lo que te va a pasar hoy, qué sería diferente?

RECOMENDAMOS:   Acepta tus emociones: 7 trucos mágicos

Porque la vida no se puede preparar, no se puede controlar. Ella viene, eso es todo.

Viene con su parte de sorpresas buenas y menos buenas.

La vida no es un supermercado en el que eliges solo lo que quieres vivir. La vida manda por nosotros y estamos aquí para aprender y crecer.

De hecho, la vida no está ahí para asustarnos y destruirnos. Ella nos enseña. Nos lleva a través de las dificultades para enseñarnos algunas cosas que necesitamos aprender.

¿Quién dijo que ser humano sería fácil? No es fácil ! Pero sigue siendo maravilloso. Una oportunidad que tenemos.

Entonceste sugiero que a partir de este día dejes de querer controlarlo todo para aceptar todo lo que te depara la vida.

Descubre más para vivir más zen

Te invito a leer estos 2 artículos complementarios:

  • Descubrir 11 ejercicios para dejar de presionarte haciendo clic aquí.
  • Descubrir 15 maneras de decir que no nos importa para liberarte de la culpa y la presión haciendo clic aquí.

Además, te aconsejo que leas estos 2 libros inspiradores sobre el tema:

  • Danza con el caos de Jean-François Vézina. Es una gran lectura para las personas que tienden a querer controlar todo y se estresan cuando las cosas no salen según lo planeado. Este libro nos invita a mirar la vida de otra manera ya liberarnos de esta tendencia al control para finalmente vivir nuestra vida con serenidad.

Muchas gracias por leer este artículo.

Si te ha gustado, dímelo en los comentarios.

Cuidate.

Botón Tiffany

Formadora en felicidad y creadora del blog “©Du bonheur et des livres”.

Enseño cómo ser feliz en la vida a través de artículos, videos de Youtube, libros electrónicos, capacitación y entrenamiento en línea.

Si te ha gustado, puedes compartir 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.