Cómo dejar de pensar

¿Cómo dejar de pensar? 3 técnicas para calmar tu mente

Cómo Deja de pensar ? Nuestro cerebro es una verdadera máquina de pensar. Desafortunadamente, a veces hace demasiado ruido y nos impide vivir en paz. Dejar de pensar es posible. Aquí hay 3 técnicas para calmar tu mente.

 

3 razones por las que pensamos demasiado

debes saber que No tenemos control sobre nuestros pensamientos, como nuestras emociones. Llegan, están ahí y así es. El único «control» que tenemos es nuestra reacción a ellos.

¿Los dejo? ¿Dejo que controlen mis acciones y por lo tanto mi vida? Dónde Sé dar un paso atrás para vivir mi vida de acuerdo a mis valores y mis metas, en lugar de mis emociones y mis pensamientos?

tenemos en promedio 60.000 pensamientos al día. Es mucho ! Y, el 95% de nuestros pensamientos de hoy son los mismos de ayer. Dicho de otro modo, repasamos las mismas cosas día tras día.

Primero, veamos por qué pensamos demasiado y mayormente mal.

 

1 – Juzgarte a ti mismo

Pensamos demasiado y pensamos «mal», porque nos pasamos el tiempo juzgándonos a nosotros mismos, y sobre todo juzgar lo que hacemos: ¿es bueno o malo?

Sí, albergamos dentro de nosotros un crítico interior y… ¡es insoportable! (Risas) Porque él siempre está ahí diciéndonos: oh, lo que estás haciendo apesta, deberías hacerlo así.

Además, esto el pensamiento negativo a menudo trae a colación una emoción negativa como la vergüenza o la culpa, y concluimos con: No soy una buena persona.

Por eso, para dejar de pensar, es urgente tomar la decisión de no juzgarnos más y juzgar lo que hacemos.

2 – Vive en el pasado

Volver a lo que creemos que salió mal el día anterior es un hábito que todos tenemos. De hecho, nos convertimos en comentaristas “deportivos” y seguimos muy de cerca cada una de nuestras actuaciones el día anterior.

RECOMENDAMOS:   ¿Cómo tener más confianza en uno mismo? 4 claves simples y efectivas

Por supuesto, nuestro crítico interior se sienta junto a nuestro comentarista deportivo y allí, es un festival: ¿Por qué hice esto? ¿Por qué dije eso? ¡Soy demasiado estúpido, demasiado tonto!

¿Cómo dejar de pensar? Decidiendo no volver sobre lo sucedido.

3 – Planifica el futuro

Nuestro futuro tiene lo necesario para asustarnos. Y es completamente normal tener miedo. Además, la emoción del miedo precisamente nos ayuda a permanecer alerta y nos prepara para dar lo mejor de nosotros mismos.

Desgraciadamente tenemos miedo al miedo y nos quedamos allí imaginando un montón de escenarios catastróficos para el futuro.

Entonces, el estrés cae junto a su amigo el miedo. Y, mientras nuestros pensamientos giran por sí solos, nuestro cuerpo se llena de sensaciones desagradables: el corazón se hunde, nuestro cuerpo está todo tenso…

Para dejar de pensar, es fundamental entender que es normal tener miedo al futuro y no perder el tiempo imaginándolo desde los peores ángulos posibles.

 

¿Cómo dejar de pensar? 3 técnicas para probar

1 – Atención plena

Mindfulness es una técnica muy bien explicada en el libro de Thich Nhat Hanh «La serenidad del momento».

Describiré en este artículo cómo lo uso.

Mindfulness es el arte de centrarnos en lo que estamos haciendo. Tiene la gran ventaja de no requerir ningún tiempo adicional durante el día. De hecho, podemos usarlo a lo largo de nuestro día.

En efecto, el mindfulness se practica subiendo escaleras, bajando del coche, lavando los platos, duchándonos, o incluso y este es mi momento favorito (risas) mientras me lavo los dientes.

¿Has notado cuántos pensamientos puedes tener mientras te cepillas los dientes o lavas los platos?

De hecho, pensamos tanto en estos momentos que no es raro que nos preguntemos: Espera, ¿me cepillé bien ese lado o no? No sé… Y a veces pensamos tanto en otras cosas mientras lavamos los platos que podemos lastimarnos con un cuchillo.

RECOMENDAMOS:   ¿Cómo dejar de sentirme culpable todo el tiempo? 6 consejos

Entonces, en lugar de lastimarnos u olvidarnos de cepillarnos los dientes (risas), aprovechemos estos momentos para dejar de escuchar el alboroto de nuestros pensamientos. Cómo ? Centrándonos en lo que estamos haciendo en este momento.

Cuando laves los platos, huele el olor del jabón para platos, siente el agua caliente corriendo por tus manos., ver los platos brillar y escuchar el sonido del agua corriendo. Siente los latidos de tu corazón en tu pecho y respira lenta y profundamente. Fregar los platos puede convertirse en un auténtico momento de relax, ¡sí, sí! (risas)

¿Cómo dejar de pensar? Centrando toda nuestra atención no en escuchar nuestros pensamientos, sino en centrarnos en lo que estamos haciendo.

 

2 – Meditación para dejar de pensar

Cuando practicamos la meditación aprendemos una valiosa lección: Yo no soy mis pensamientos.

La meditación es el arte de mirar nuestros pensamientos sin apegarnos a ellos.. Esta es una técnica muy interesante para pensar mejor. En efecto, aprendemos a observar nuestros pensamientos ya no identificarnos con ellos.

Nuestros pensamientos existen, así es. No podemos hacer nada para evitar que existan. Por otro lado, somos libres de no identificarnos con ellos. Mis pensamientos piensan así, no yo.

De hecho, podemos decidir si creer o no en nuestros pensamientos. Y, podemos elegir sentarnos y simplemente mirarlos.

La meditación realmente nos ayuda a observarnos a nosotros mismos, a reconocer cuándo llega nuestro crítico interior, nuestro comentarista deportivo o cuándo llega nuestro miedo a tener miedo..

Así, podemos optar por sonreír a todas estas personitas y decirles:

“Te veo, pero decido dejarte ir y seguir haciendo lo que estoy haciendo, con calma y respeto. »

Es por eso que Los invito a tomarse un tiempo todos los días durante uno o dos minutos para sentarse y observar sus pensamientos. Cuanto más vigiles tus pensamientos, mejor llegarás a no identificarte con ellos. Te sentirás más libre y ligero.

RECOMENDAMOS:   Cómo cambiar tu vida: 6 poderosos ejercicios

¿Cómo dejar de pensar? Aprendiendo a mirar sus pensamientos y simplemente observarlos, sin identificarse con ellos.

 

3 – Gratitud dejar de pensar

Esta es, con mucho, mi técnica favorita. Cuando siento que mis pensamientos dan vueltas, rasguñando mi corazón y mi cuerpo y socavando mi confianza en mí mismo y mi amor por la vida, entonces me concentro en lo que sea que me haga sentir agradecido de estar vivo.

La gratitud es como acortar nuestros pensamientos que llevan consigo: vergüenza, culpa, miedo y estrés. Es para responderles con amabilidad:

“No estoy de acuerdo con lo que piensas de nosotros y de nuestra vida. Esto es lo que siento. »

Nuestros pensamientos muchas veces nos hacen creer que estamos solos contra todos. Es por eso que Dirigir una oración de agradecimiento al Universo nos permite reconectarnos con todo lo bueno y bello de nuestra vida y de todo lo que nos rodea.

Decir «Gracias» es lo más bonito que puede salir de nuestra boca. Gracias es un sinónimo de la palabra amor.

No olvidemos nunca decir gracias, gracias a nuestra familia, a los comerciantes que nos permiten comer y vestirnos, gracias a la naturaleza que nos brinda oxigeno, sol y agua y gracias al Universo por habernos dado vida, para nuestro corazón y alma. Gracias por esta oportunidad de caminar por la tierra.

Nuestros pensamientos pueden aislarnos, pero si ponemos corazón en nuestros pensamientos, entonces nos abren a la belleza y la alegría de vivir.

¿Cómo dejar de pensar? Dejando que nuestro corazón hable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.