7 consejos para decir adiós a la frustración

Nuestra vida diaria está llena de frustraciones y arruina nuestras vidas. Efectivamente, nos gustaría más, siempre más, y por eso nuestro presente ya no nos conviene. Entonces, ¿cómo dejar de vivir en la frustración? Aquí hay 7 consejos para aprender a estar satisfecho con lo que tenemos.

1 – Sustituye la frustración por la gratitud para estar contento con lo que tienes

Es humano querer cosas, pero aún necesitamos aprender a calmar nuestra frustración.

En efecto, este último nos ciega y nos hace rechazar nuestro presente con todo lo que hay en él : nuestras relaciones, lo que hacemos allí y lo que tenemos allí.

Sí, por frustración echamos una mirada hosca a nuestro presente.

Entonces, ¿cómo no podemos vivir más así, cómo podemos llegar a contentarnos con lo que tenemos?

Para ello te invito areemplazar la frustración con gratitud. De hecho, cada vez que te oigas decir o pensar: «Qué pena que no tenga esto o aquello en mi vida», tómate el tiempo para Haz una lista de 3 cosas que ya tienes en tu vida por las que te sientes agradecido.

En otras palabras, vea lo que ya tiene en lugar de lo que le falta.

2 – Sustituye la impaciencia por la dulzura conformarnos con lo que tenemos

A veces deseamos algo y deseamos que esa cosa ya estuviera en nuestra vida. Así que estamos impacientes.

Nos arruina la vida porque solo pensamos en eso y así, dejamos ir las cosas que ya tenemos en nuestra vida.

De hecho, es como si ya no tuvieran ningún interés en nosotros y realmente ya no nos hicieran felices.

Entonces, ¿cómo evitamos que la impaciencia nos haga dudar de nuestra felicidad presente? ¿Cómo se aprende a contentarse con lo que se tiene?

te invito a reemplaza tu impaciencia con dulzura. De hecho, todas las veces que te impacientes, olvídate de estar contento con lo que tienes, vuelve a la dulzura imaginando que lo que quieres esta en camino. Eso pasa. Cuándo exactamente, no lo sabes, pero sucede.

RECOMENDAMOS:   10 libros para ver la vida en rosa

Luego respira y vuelve a tu presente.

Puedes ir aún más lejos, en tu presente, Haz una lista de todas las cosas que tienes que te tomó mucho tiempo conseguir. Recuerda que todo lleva su tiempo. A veces un poco, a veces mucho.

3 – Sustituye la envidia por la tranquilidad de estar contento con lo que tienes

En nuestra sociedad moderna, es difícil no ceder a la envidia. Efectivamente, cada vez hay más publicidad y, con las redes sociales, podemos ver todas las cosas bonitas que tiene la gente en su vida.

Por eso surge nuestro deseo y nos impide vivir serenamente nuestro presente.

Entonces, ¿cómo no ceder a la envidia? ¿Cómo se aprende a contentarse con lo que se tiene?

Para ello te invito a reemplaza la envidia por la paz del corazón. En otras palabras, cada vez que te veas deseando algo, envidiando a alguien, respira y repítete esto como un mantra: “Soy suficiente y tengo suficiente. »

De hecho, esté en paz con su presente y con lo que ya tiene. Dígase a sí mismo que no necesita nada más.

4 – Reducir la velocidad en lugar de correr

Nuestras vidas van demasiado rápido. En efecto, para ser felices, se nos hace creer que debemos tener muchos objetos y realizar muchas actividades.

¿Y si la felicidad estuviera en menos, pero mejor?

¿Y si fuera lento en lugar de rápido?

Es por eso que, para estar satisfechos con lo que tenemos, es urgente frenar y simplificar nuestras vidas y nuestras agendas.

Para ello te invito a revisa tus prioridades, tus actividades y mantén solo lo esencial.

Concretamente, hazte esta pregunta a la hora de planificar ciertas tareas o cuando estés a punto de hacer algo: “Y si mi prioridad fuera reducir la velocidad, hacer menos, pero mejor, ¿lo haría? »

De hecho, con demasiada frecuencia hacemos cosas porque creemos que tenemos que hacerlas. Por lo tanto, vuelve a poner conciencia en tu vida y mantén solo lo que te parezca esencial.

RECOMENDAMOS:   ¿Cómo liberarse de la tristeza? 5 pasos a seguir

5 – Ama en lugar de acostumbrarte u olvidar

Con demasiada frecuencia, es difícil estar satisfecho con lo que tenemos, porque olvidamos lo afortunados que somos. De hecho, nos acostumbramos a nuestra felicidad.

En efecto, nos acostumbramos a comer nuestro plato favorito, nuestro paseo favorito y hasta nuestro compañero de vida.

Sí, poco a poco, las cosas bellas de nuestra vida pierden su sabor.

Entonces, ¿cómo dejamos de olvidar lo que nos hace felices? ¿Cómo se aprende a contentarse con lo que se tiene?

Para ello, los invito a devolver la conciencia a su presente. De hecho, enumera todo lo que te hace feliz, todas las razones que tienes para sonreír. Puede enumerar 10 para comenzar, pero aumente gradualmente hasta llegar a 100.

Despuéslee esta lista cada semana : domingo por la tarde o lunes por la mañana, por ejemplo.

Recuerda lo que te hace feliz, porque la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas de la vida cotidiana, pero con demasiada frecuencia se olvida.

6 – Colecciona momentos en lugar de cosas

Estar satisfechos con lo que tenemos es dejar de hacer depender nuestra felicidad de los objetos. Sin embargo, eso es lo que nos dicen durante todo el día en los anuncios: “Compre esto, porque lo hará más feliz. »

¿Y si en lugar de coleccionar objetos, coleccionaras momentos?

En otras palabras, y si te ofreciste momentos de alegría en lugar de objetos, demasiadas veces, insípidos.

Concretamente, para estar contentos con lo que tenemos, es fundamental prestar más atención a los momentos mágicos de nuestra vida : el abrazo de un ser querido, la broma que nos hace un colega, una comida compartida en familia, una nueva persona que conocemos, la alegría de leer el mensaje de texto de un amigo al que no tenemos. hace rato que no hablo…

De hecho, nuestro presente está lleno de pequeños momentos de alegría como estos, pero no siempre los experimentamos en su verdadero valor.

Entonces, Te invito a apagar la tele, las redes sociales y volver a los momentos mágicos de tu vida diaria.

De hecho, no necesitas objetos nuevos, necesitas encontrar tus emociones y tus sensaciones en contacto con las personas que te rodean.

RECOMENDAMOS:   12 ideas para probar en menos de 10 minutos

7 – Vuelve a lo básico para estar contento con lo que tienes

Estar satisfechos con lo que tenemos es volver a lo esencial. Pero, ¿qué es lo esencial?

Lo principal es una pregunta: “¿Y si mi prioridad hoy fuera simplemente ser feliz? »

Porque tendemos a posponer nuestra felicidad para más adelante: cuando tengamos esto o aquello… Sin embargo, la felicidad sólo se junta en el presente. Sí, está en el momento.

Entonces, Los invito de todo corazón a recordar que su prioridad cada día no es tener esto o aquello, sino ser felices, aquí, ahora.

Por eso, recuerda que tu felicidad no tiene condiciones que cumplir, solo eres tú quien decide ser feliz con lo que tienes, a pesar de todo.

En efecto, en lugar de invitar a la frustración, la impaciencia, la envidia a tu vida diaria, invita a la felicidad. Ponlo en todo lo que hagas, dondequiera que estés y en cada pensamiento que tengas.

Aprende más para ser feliz

Te invito a leer estos 2 artículos complementarios:

  • Descubrir el reto de 30 días para cultivar la gratitudhaciendo clic aquí.
  • Descubrir 10 poderosas preguntas para volver a centrarse en lo esencialhaciendo clic aquí.

Además, te ofrezco estos 2 libros inspiradores sobre el tema:

  • Karma maldito de David Safier. Una novela original, en la que conocemos a una mujer que acaba de morir. Esta última se reencarna como mascota y aterriza en su antigua casa, junto a su hija y su marido. Lamentablemente, una nueva mujer se invita a sí misma a su casa y está decidida a ocupar su lugar. ¡Recomiendo este libro de todo corazón, porque te inspirará a revisar tu presente y saborear la oportunidad que ya tienes!

Muchas gracias por leer este artículo.

Si te ha gustado, dímelo en los comentarios.

Cuidate.

Botón Tiffany

Formadora en felicidad y creadora del blog “©Du bonheur et des livres”.

Enseño cómo ser feliz en la vida a través de artículos, videos de Youtube, libros electrónicos, capacitación y entrenamiento en línea.

Si te ha gustado, puedes compartir 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.